viernes, 4 de febrero de 2011

Manual de documentación y terminología para la traducción especializada

Manual de documentación y terminología para la traducción especializada

Gonzalo García, Consuelo/ García Yebra, Valentín (eds.)

Dra. Carmen Cuéllar Lázaro
Universidad de Valladolid


Gonzalo García, Consuelo/ García Yebra, Valentín (eds.): Manual de documentación y terminología para la traducción especializada, Arco/Libros S.L., Madrid 2004, 557 págs.
esde 1997 se han venido celebrando en Soria reuniones científicas consagradas al estudio de la documentación y la terminología en el campo de la traducción. La presente obra, editada por Consuelo Gonzalo García y Valentín García Yebra, es fruto del IV encuentro entre documentalistas, terminólogos, y profesionales de la traducción, celebrado en esta ciudad en septiembre del año 2000.
las interesantes y útiles aportaciones que estos destacados expertos plasman en este libro, le hacen merecedor de una amplia recepción entre el público lector.
El manual se estructura en cuatro partes. En la primera se presenta el marco teórico en el que se basa la documentación y la terminología para la traducción especializada. Nos introduce en el tema Valentín García Yebra ("Sobre la formación de términos técnicos") con un artículo centrado en la problemática sobre la acentuación antietimólogica, así como otras malformaciones prosódicas o morfológicas que sufren en español algunos tecnicismos provenientes de otras lenguas. Concluye el autor con una crítica al creciente empleo en español de términos técnicos ingleses sin traducir. Continúa Joseph Bonet Heras ("La necesaria especialización de los traductores técnicos") haciendo hincapié en el carácter multidisciplinar de la traducción técnica y reflexiona sobre la formación especializada que necesita este tipo de traductor. La siguiente aportación es de Roberto Mayoral Asensio ("Lenguajes de especialidad y traducción especializada. La traducción jurídica"), que plantea la complejidad de la traducción jurídica y defiende una forma de traducir basada, no tanto en la categorización de los textos, sino más bien en la discusión de los "problemas de traducción".
Siguiendo este recorrido, María José Recoder y Pilar Cid ("La documentación en la traducción especializada") plantean la relación que mantiene la documentación con la traducción especializada, y nos ofrecen un marco teórico de reflexión sobre el trabajo del traductor especializado y, en concreto, sobre su necesidad de conocer y manejar correctamente las distintas fuentes de información documentales.
El estudio de Mª Teresa Cabré Castellví ("La terminología en la traducción especializada") profundiza en la relación entre la traducción y la terminología en el terreno aplicado y, en particular, desde la óptica de la traducción, desde las necesidades concretas del traductor. Y aboga para que el colectivo de la profesión traductora elabore recursos terminológicos que respondan más adecuadamente a las necesidades reales de la traducción.
Termina esta primera parte del manual con el trabajo de José Antonio Cordón García ("Los circuitos de la visibilidad en edición y traducción especializada"). Introduce el término "visibilidad" como la "capacidad de una obra, de un autor, de un editor, de un traductor, para que, por diferentes procedimientos, salgan del anonimato y lleguen al conocimiento general"; y, en este sentido, nos ilustra sobre la importancia que ejercen los diferentes medios de difusión -lo "mediático"- en los grados de visibilidad que pueda alcanzar una obra.
La segunda parte del manual está dedicada al estudio de la competencia documental y terminológica del traductor especializado. Comienza este apartado José Martínez de Sousa ("La lexicografía especializada del español actual"), haciendo un repaso por la historia de la lexicografía especializada en España, y presentándonos una tipología de obras especializadas. Para concluir, ahonda en una crítica constructiva de la situación actual, en la que pone de relieve que la lexicografía específica española se caracteriza más por la cantidad de sus obras que por la calidad de las mismas.
Fernando A. Navarro ("Las nomenclaturas normalizadas en medicina y farmacología: una de cal y otra de arena") pone de manifiesto en su estudio los problemas y dificultades que lleva aparejados todo procedimiento de normalización del lenguaje científico, ejemplificado en los campos de la medicina y la farmacología. Concluye con lo que denomina "Decálogo de Soria", diez propuestas marcadas -como él mismo dice- por la utopía, la provocación y el sentido común.
Gloria Corpas Pastor ("Localización de recursos y compilación de corpus vía internet: aplicaciones para la didáctica de la traducción médica especializada") apuesta por dar una mayor relevancia al corpus como elemento curricular en el proceso de enseñanza-aprendizaje y en la práctica profesional de la traducción. Un tema que sólo recientemente ha comenzado a suscitar el interés de los investigadores. Al campo específico de la aeronáutica nos "eleva" el estudio de Ana Mª Monterde Rey ("Importancia de la ilustración para la traducción técnica: estudio en el campo de la aeronáutica"), en el que se muestra la relevancia de las ilustraciones para la traducción de textos técnicos, y el escaso interés que ha despertado hasta ahora entre los investigadores.
Continúa Consuelo Gonzalo García ("Fuentes en línea para la traducción especializada") destacando la necesidad de que, en todo proceso de traducción, el traductor ejercite su competencia documental. En este sentido, presenta DocuTradSo (www.uva.es/DocuTradSo), una propuesta de clasificación de fuentes de información en Internet destinada al traductor especializado. Más adelante, y siguiendo esta línea, Consuelo Gonzalo García, junto con Esther Fraile Vicente, profundizan en los sistemas de selección y evaluación de fuentes lingüísticas en internet.
Una tipología de las fuentes de información en el proceso de traducción especializada nos presenta José Antonio Merlo Vega en su estudio ("Uso de la documentación en el proceso de traducción especializada"), en el que distingue entre fuentes informativas, personales, institucionales, bibliográficas, documentales, lexicográficas, geográficas, históricas, estadísticas, normativas, temáticas, técnicas, inéditas, multimedia y telemáticas.
Para terminar, la contribución de Pilar Elena y Carmen Gómez ("Selección de fuentes de información en internet para la traducción del texto biosanitario (alemán-español)"), pone fin a este segundo apartado ilustrándonos con una selección de fuentes de información. Estas autoras distinguen entre tres tipos de fuentes: en primer lugar, las fuentes temáticas, generales y especializadas, en segundo, las fuentes documentales para obtener materiales de trabajo (textos para traducir, y textos paralelos) y, por último, las fuentes lingüísticas (diccionarios, glosarios, vocabularios, etc.). Todo ello ejemplificado en el caso concreto de la traducción del texto biosanitario alemán.
El tercer bloque del manual se centra en el traductor especializado y las tecnologías de la información y de las comunicaciones. Josep Bonet Heras, de la Dirección General de Traducción de la Comisión Europea, además de acercarnos este manual como autor del prólogo, nos ilustra con un artículo ("Informática y traducción en la Comisión Europea") en el que describe el "ciclo vital" de un documento enviado al Servicio de Traducción, desde que nace, como solicitud, hasta que se entrega traducido a su dueño. Siguiendo en internet, Xosé Castro Roig ("Teletrabajo: internet como recurso documental y profesional") nos habla de su propia experiencia como traductor técnico, y presenta las ventajas que hoy en día ofrece internet, no sólo por la variedad y cantidad de fuentes de información que en ella encontramos (entre los que destaca distintos servidores, listas de correo, grupos de debate o foros, etc.), sino también porque, desde el punto de vista profesional, facilita la comunicación directa (aunque sea virtual) entre el proveedor y el cliente.
Ernest Abadal Falgueras ("Control terminológico en la recuperación de la información") describe las características de los entornos de recuperación de información y destaca la importancia que tiene el control terminológico en ellos. Propone la colaboración entre terminólogos y documentalistas para trabajar juntos en la elaboración de redes semánticas, aplicadas a la recuperación de la información, y en el diseño de sistemas de recuperación de la información.
A continuación, Pedro L. Díez Orzas ("Integración de modelos léxicos en Lingüística Computacional y traducción") expone las ventajas e inconvenientes que supone la integración de modelos de representación léxicos y terminológicos en Lingüística Computacional aplicados a la traducción.
En el último artículo de este tercer apartado, Juan José Arevalillo ("Gestión de la documentación en proyectos de programas informáticos") nos ilustra con un análisis sobre el estado actual de la traducción informática y su relevancia en el marco de la traducción moderna, haciendo hincapié en las diferentes técnicas y programas que se utilizan en la actualidad, para gestionar la documentación en proyectos de traducción de programas informáticos.
El último bloque del manual está consagrado a los recursos tecnológicos actuales de apoyo a la comunicación interlingüística, en concreto a TRADOS, TRANSIT, DÉJÀ VU y, finalmente, CATALYST y PASSOLO, presentados por Silvia Carbajo Humanes, Pedro Díez Orzas, Cristina Gassó Bruy y Juan José Arevalillo, respectivamente. Instrumentos informáticos de gran ayuda para facilitar el trabajo del traductor especializado.
Después de este repaso por las distintas contribuciones del manual, concluimos destacando que, sin lugar a duda, las interesantes y útiles aportaciones que estos destacados expertos plasman en este libro, le hacen merecedor de una amplia recepción entre el público lector, y a nosotros nos sitúa ante una obra de referencia obligada en el campo de la documentación y la terminología para la traducción especializada.


No hay comentarios: